jueves, 19 de marzo de 2020

RECOMENDACIONES DE LA APA SOBRE CORONAVIRUS

RECOMENDACIONES DE LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE PSICOLOGÍA (APA) SOBRE LA FORMA DE ENFOCAR LA SITUACIÓN CREADA EN TORNO AL CORONAVIRUS


Consejos

Los nuevos informes sobre COVID-19 se están generalizando y están poniendo ansiosos a algunas personas. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a controlar su ansiedad, poner los informes de noticias en perspectiva y mantener una perspectiva positiva.
  1. Mantener las cosas en perspectiva. Respire profundamente y recuerde que la mayoría de las personas que contraen COVID-19 solo experimentarán síntomas leves. Se está trabajando para ayudar a las personas que pueden ser más vulnerables al coronavirus, como las personas mayores y las personas con afecciones de salud subyacentes. A medida que aumenta la cobertura, es importante tomar las precauciones necesarias para mantener saludables a su familia y seres queridos.
  2. Conocer los hechos. Es útil adoptar un enfoque más analítico a medida que sigue los informes de noticias sobre el coronavirus. También querrá verificar la información que recibe de familiares, amigos o redes sociales. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Tienen una  página web dedicada a la información sobre el brote de coronavirus . También puede encontrar información útil y confiable de agencias de salud pública locales o estatales o incluso de su médico de familia.
  3. Comunícate con tus hijos.  Discuta la cobertura de noticias del coronavirus con información honesta y apropiada para la edad. Los padres también pueden ayudar a aliviar la angustia al enfocar a los niños en rutinas y horarios. Recuerde que los niños observarán sus comportamientos y emociones en busca de señales sobre cómo manejar sus propios sentimientos durante este tiempo. Es posible que desee limitar la cantidad de medios que consumen para ayudar a controlar su ansiedad.
  4. Mantente conectado Mantener las redes sociales puede fomentar una sensación de normalidad y proporcionar valiosos medios para compartir sentimientos y aliviar el estrés. Puede mantener estas conexiones sin aumentar su riesgo de contraer el virus hablando por teléfono, enviando mensajes de texto o chateando con personas en las redes sociales. Siéntase libre de compartir información útil que encuentre en los sitios web del gobierno con sus amigos y familiares. Les ayudará a lidiar con su propia ansiedad.
  5. Busca ayuda adicional. Las personas que sienten un nerviosismo abrumador, una tristeza persistente u otras reacciones prolongadas que afectan negativamente su desempeño laboral o sus relaciones interpersonales deben consultar con un profesional de salud mental capacitado y experimentado. Los psicólogos y otros proveedores apropiados de salud mental pueden ayudar a las personas a lidiar con el estrés extremo. Estos profesionales trabajan con individuos para ayudarlos a encontrar formas constructivas de manejar la adversidad.

miércoles, 18 de marzo de 2020

COVID-19


APLICACIÓN DE CONSULTAS ONLINE

con el objetivo de minimizar los efectos de la crisis sanitaria y dar continuidad al servicio de asistencia psicológica, se recuerda que es posible mantener consultas remotas a través de videoconferencia

El servicio es proporcionado a través de la plataforma opensalud, plataforma segura adaptada a la ley de protección de datos. 

solicitud de cita para consulta online: 

por teléfono (aconsejable): 984 092 101  /  636 019 749


domingo, 25 de marzo de 2018

INTERVENCIÓN CON REALIDAD VIRTUAL

El desarrollo de plataformas de realidad virtual es aún incipiente. No disponemos de sistemas plenamente adaptados a la intervención psicológica. No obstante, las posibilidades de aplicación futuras son inmensas y en la actualidad ya se pueden usar determinados medios que resultan enormemente útiles en la práctica clínica. El uso actual más habitual es el relacionado con la intervención en problemas de ansiedad, de carácter fóbico, incluso en adicciones. En combinación con sistemas de retroalimentación fisiológica, como el GSR, el EMG, la medición de la temperatura periférica o el EEG-BCI, permite hacer un seguimiento estricto de los progresos del paciente. Sin duda, en el futuro las posibilidades aumentarán, permitiendo al paciente una exposición sin límites en condiciones de máximo control